Ancares    Psicologia y Salud         0
0
00
Reeducación postural

 

La calidad de vida comienza con una buena postura!

 

HIGIENE y REEDUCACIÓN  POSTURAL

Para todo trabajo, movimiento o posición que realicemos existe una manera adecuada y correcta de realizarla evitando lesiones a largo plazo o molestias en nuestro cuerpo. A este conjunto de recomendaciones o consejos se les llama higiene postural.

 

Te explicaremos como realizar correctamente de manera consciente las posturas y movimientos al ejecutar ciertas actividades, tales como cargar y levantar un objeto, acostarse, trabajar sentado, y algunas actividades domésticas, ya, que si no se lleva a cabo, de manera correcta puede provocar en nuestro organismo situaciones patológicas e incapacitantes.

 

 Estas recomendaciones pueden ser aplicadas tanto por personas sanas como personas enfermas, ya que su fin es prevenir lesiones, y en el caso de que ya exista un padecimiento o dolor su fin es disminuir la limitación.

 

Una buena postura es esencial para la salud porque:

•Mantiene los huesos y las articulaciones en una alineación correcta de manera que los músculos puedan cumplir con su función de una manera adecuada.

• Da la fuerza necesaria para hacer cualquier actividad física sin poner tensión innecesaria en ninguna parte del cuerpo.

• Previene la fatiga porque los músculos funcionan de una manera más eficiente, usando el mínimo de esfuerzo.

• Ayuda a tener un cuerpo más flexible.

• Mantiene al cuerpo libre de lesiones.

• Previene los dolores de espalda, dolores de cuello y hombros, y los dolores musculares.

• Evita anormalidades en la espina dorsal, que más adelante podrían causar serios problemas de salud.

• Disminuye el deterioro de la superficie de las articulaciones, un síntoma que podría causar artritis. 

 

 Y recuerda es mucho más fácil prevenir que curar!

 

Imparte: Mariana Liendo

                Fisioterapeuta y Kinesióloga. Integrante del equipo de ANCARES.

                Orientada al tratamiento de disfunciones neuromotoras.

                Método Bobath y Perfetti